Haz match con tu fisio

Encuentra el fisio perfecto para ti y reserva cita

ATM: esa gran desconocida

LA ATM es una patología mucho más común de lo que, por su nombre, se pudiera pensar. Incluso es bastante probable que en algún momento de tu vida hayas padecido de ella. 

¿Sientes dificultad o molestia al morder o al masticar?

¿Dolores de oído o de cabeza?

¿Quizá en la mandíbula?

Si has respondido afirmativamente a estas preguntas, ¡no te preocupes! Hoy vamos a dar respuestas a las dudas relacionadas con esta patología.

¿Qué es ATM?

Lo primero que tenemos que hacer es decir qué es la ATM, porque aunque seguro que los afectados por esta articulación saben de sobra de lo que estamos hablando, muchas personas sepan poco acerca de esta patología o lesión, o lo que condiciona el estilo de vida.

La ATM es la articulación temporo mandibular: es la que une la mandíbula con el hueso temporal del cráneo y es la encargada de la apertura de la boca. La ATM son dos articulaciones, una a cada lado de la cabeza, y aunque son muy pequeñas, están rodeadas de una musculatura muy potente que es la encargada de la masticación

Los músculos relacionados con la ATM son músculos que se insertan en el cráneo y están relacionados con el cuello, tanto la parte anterior del cuello como la posterior o las cervicales. Por tanto, las alteraciones de la ATM van a tener relación con dolores de cabeza y dolores de cuello.

¿A quién afecta más las lesiones de la ATM?

Estadísticamente se ha visto que afecta más a mujeres alrededor de los 20 años, y a mujeres también entre los 40 y los 50 años, aunque el motivo por el que existe esta incidencia no está bien definido ya que no hay ninguna causa concreta que provoque esta patología.

¿Cuál es el origen de los trastornos de la ATM?

Son muy diversos, los hay muy claros o específicos, que son las causas traumáticas de un golpe directo en la articulación o en la mandíbula, que provoca una luxación o subluxación de la articulación, y a partir de ahí una falta de alineación.


También lo más frecuente es por alteraciones en la dinámica de la masticación, que provoca que o bien carguemos más sobre una de las articulaciones, o que la masticación no sea la correcta.

Estas faltas de alineamiento en la masticación bien por alteraciones de la dinámica de las muelas o dientes, o bien por un traumatismo, lo que provoca es un desgaste de la articulación, que al igual que la rodilla, tiene unos meniscos que se van desgastando, y que llega un momento que desaparecen del todo, y es cuando el dolor es insoportable.

Hay otros orígenes también claros, que son provocados por tumoraciones, osteoartritis o infecciones, pero los más frecuentes son por sobrecargas musculares, desórdenes musculares, el estrés, y también se ha asociado con la depresión.

¿Cuáles son los síntomas provocados por el dolor en la ATM?

Al ser la articulación encargada de la apertura y el cierre de la boca, podéis imaginaros la falta de funcionalidad que puede ocasionar sus alteraciones, que van desde la imposibilidad de poder masticar, dolor al hablar, y no poder abrir correctamente la boca, ni bostezar. 

Mujer mascando chicle, actividad imposible cuando se sufre de ATM

El dolor es muy intenso, tanto en la articulación cerca del oído, como en la musculatura que participa en ella, por lo que provoca dolores de cabeza intensos, y dolores de cuello.
Muchas veces, estos dolores de cuello pueden ser el origen de sobrecargas en la ATM, y en otros casos puede ser la consecuencia.

Tips básicos para tratar la ATM

Los más básicos son los tratamientos de fisioterapia para tratar la musculatura, e intentar relajarla, para que la oclusión de la boca sea la más correcta posible. También existen férulas de descarga, que inhiben el bruxismo que es la tensión nocturna de esta articulación provocada por la activación muscular de la ATM durante el sueño. Hay que visitar al odontólogo para que revise como masticamos, y para que haga las correcciones oportunas.

Suele aliviar mucho el calor moderado, más que por el efecto en la articulación que agradece más el frío, si no por la relajación muscular que provoca en los músculos maseteros y temporal, que son los músculos más superficiales encargados de la masticación sobre los que podemos incidir.

Si los tratamientos conservadores no tienen efecto, hay técnicas quirúrgicas muy avanzadas, pero siempre que se intervienen articulaciones pequeñas, como es el caso de la ATM, las cirugías tienen más riesgo de efectividad.

Esperamos haber aclarado todas vuestra dudas. 

El equipo de TUFISIO. 


 

Luis García Coronado
Dirección

Calle Dr Arce 27
28002 Madrid
España

Hola, estaría encantado de poder ayudarte.

22 años de experiencia me avala, trabajando en el Hospital La Paz, como fisioterapeuta y supervisor de unidad.

También me he dedicado al pilates, y enfocado a al deportista de alto rendimiento.

 

up
¿Eres fisio?